Minima se recomienda para los proyectos en los que no se puede utilizar grúa y la altura de vertido de hormigón es menor que 3,9 m para los muros y 2,7 m para las columnas.