Estabilizadores de fachada interiores

¿Qué es y para qué sirve el sistema de estabilización de fachada interior?

Este sistema permite la rigidización de la fachada de un edificio sin necesidad de ocupación de la vía, ya que no recurre a torres exteriores contrapesadas.

Estos estabilizadores-rigidizadores consisten en una estructura modular compuesta por vigas SUPERSLIM y tensores INCYE, conectados entre sí mediante uniones atornilladas.

Constan de diferentes niveles de correas y puntales, de manera que los puntales unen los muros solidarizando el movimiento entre ellos. Estos muros deberán ser capaces de soportar las cargas horizontales a las que se verán sometidos, ya que la función del arriostramiento es conectar los muros entre sí para que trabajen solidariamente. Este sistema de conexión compatibiliza los desplazamientos horizontales del conjunto muros-rigidizador, de forma que parte de la carga se deriva hacia el resto de muros arriostrados, relajando así la solicitación sobre el muro estudiado, y por tanto reduciendo su estado tensional y el riesgo de deformaciones y fisuraciones excesivas.

Sistemas principales de estabilización interior

Megaprop

Son vigas diseñadas para soportar cargas axiales de hasta 1.000 kN ELS por pie. Su configuración de mecano permite acomodarse a cualquier sección según necesidades concretas de obra.

Superslim

Son vigas aligeradas con una capacidad de carga de trabajo de 150 kN ELS por pie. Es el mecano ligero de mayor versatilidad.

Proyectos realizados con estabilizadores de fachada interiores

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN
SOBRE NUESTRAS SOLUCIONES?

CASOS DE ÉXITO

Descarga nuestro catálogo de casos de éxito de Estabilizadores de Fachada