¿Conoces ya qué es un estabilizador de fachada? Se trata de un medio auxiliar que nos permite asegurar elementos constructivos que no aportan resistencia suficiente al conjunto de la edificación, bien sea por encontrarse en mal estado, o en proceso de construcción. Los estabilizadores de fachada sujetan la fachada mientras se derriba completamente el interior del edificio y se vuelve a edificar.

Estos juegan un papel fundamental en la ejecución de obras de demolición y la reconstrucción de inmuebles, asegurando así la integridad en las construcciones. Puede ser que ya conozcas las ventajas que este sistema aporta. Pero si no es así, te las explicamos a continuación:

Simplicidad y versatilidad

Nuestros estabilizadores son montados de forma que nos permita satisfacer cualquier necesidad de obra.

Seguridad

Mediante este sistema, minimizamos el riesgo de aparición de fisuras o daños en la fachada gracias a su gran rigidez. Se trata de la ventaja añadida que le diferencia de otros sistemas que emplean elementos más flexibles, como por ejemplo los andamios.

Rentabilidad

Los estabilizadores de fachada proporcionan una alta resistencia. Garantizan soluciones rentables para cualquier tipo de obra.

Definitivamente, se trata de un sistema fiable y resistente.  El sistema de estabilización de fachada exterior es el más usado, ya que es el único que permite mantener el interior de la obra completamente libre para que la ejecución de la nueva estructura del edifico se pueda realizar correctamente y sin interferencias.

El sistema interior, por su parte, es una gran alternativa al exterior. Con él, se evita la colocación de contrapesos en zonas donde no se puede ocupar la vía pública, ya sea porque su colocación limita el paso de peatones, o por la inaccesibilidad al inmueble.

Ambos se utilizan para:

  • La rehabilitación de edificios históricos
  • Rigidizar
  • Soporte de anuncios publicitarios en fachadas

Actualmente, en el mundo de la construcción, una de las situaciones en las que el estabilizador de fachada está más presente es en la conservación íntegra de fachadas durante el derribo del interior de un inmueble. Es decir, proyectos en los que solo se pretende mantener la fachada.

Su correcta utilización nos facilita el trabajo y antepone la seguridad en todo momento.

Ahora que ya conoces un poco más acerca de los estabilizadores de fachada, sabrás que se trata de un elemento clave para asegurar la protección de las construcciones y las personas que trabajan en ellas.

En INCYE sabemos su gran relevancia y podemos ofrecerte las mejores soluciones si es lo que buscas.