Paseo de la Castellana, Madrid

Descripción

Con motivo de la construcción de un edificio de oficinas, que estará situado en la esquina entre el Paseo de la Castellana y la calle Ayala de Madrid, y cuya realización se encuentra adjudicada a la Empresa SANDO, ha sido necesaria la instalación de un sistema de estabilización de las fachadas de la calle Ayala y del Paseo de la Castellana. 

La longitud total de la fachada a estabilizar es de 68,00 metros y una altura media de la de 23,40 metros.

Información detallada

Para la realización del estabilizador se han empleado torres con nuestro sistema de vigas Megaprop, de hasta 1000 kN de capacidad de carga por pie, ensambladas mediante uniones atornilladas. Las torres se anclan a los contrapesos de hormigón. Las correas que abrazan las fachadas y transfieren los esfuerzos a las torres son vigas tipo Superslim de hasta 150 kN de capacidad de carga.

A la vez que se han estabilizado las fachadas, para permitir su conservación durante la demolición de la totalidad de la estructura interior, se ha realizado el apeo de la cornisa, empleando para ello ménsulas tipo Superslim y vigas tipo T200.

La actuación de conservación de estas fachadas presentaba varios retos. Por un lado, estaba la limitación de espacio, sumando a esto la necesidad de dejar libre una longitud de 7 metros en el lado izquierdo de Castellana y que sería destinado al acceso a la obra. Por otro lado, la zona de chaflán entre Castellana y Ayala también debería dejarse libre para permitir el acopio de material. Cumpliendo con estos condicionantes, hemos realizado el diseño más eficiente de la estructura, que permite estabilizar la fachada, dejando grandes espacios libres para permitir accesos y las zonas de acopio que necesitaba el cliente.

Con esta actuación, INCYE muestra nuevamente su compromiso en el desarrollo de productos y soluciones innovadoras, para contribuir en la conservación de nuestro Patrimonio Histórico.